Escrito por el galardonado Paul Krugman, quien es parte de la cátedra de la City University of New York, además de ganador del Premio Nobel de Economía en 2008 y a partir del año 2000 hasta hoy en día columnista del muy famoso diario The New York Times.

“Contra Los Zombis: Economía, Política y la Lucha por un futuro mejor” es una compilación de varios artículos, redactados por el mismo Krugman y publicados en el periódico mencionado previamente. Mediante los mismos él trata de propagar nociones económicas explicadas de forma simple y clara para un público amplio. Así toca con muchos temas con cortos artículos como herramientas para llegar a una temática esencial.

En un principio expresa la necesidad de investigadores comprometidos y meticulosos, pero que puedan pasar por alto los dictámenes políticos, ya que como nos dice todo es político en este país, en especial a partir del siglo XXI. Sumado a esto nos da una serie de principios a seguir en épocas de polarización.

Luego menciona otras cuestiones que considera importantes para el pueblo estadounidense, aunque aplicables a otras regiones del mundo. Las mismas son; Seguridad Social, Desigualdad, Manejo de Crisis Económicas, Comercio Internacional, Clima, Medios de Comunicación y varias más.

Además quiere golpear a lo que llama “ideas zombis”, con lo que se refiere a mitos o falsas teorías. Hablamos de creencias ya instauradas en la sociedad a pesar de haber sido desmentidas en varias oportunidades. Un claro ejemplo en la sociedad estadounidense es la creencia de que una política impositiva dura hacia los ricos es devastador para la economía, o que una baja en los impuestos impulsará un crecimiento extraordinario. Podemos vislumbrar esta creencia por ejemplo en el previo gobierno de Donald Trump.

Finalmente nos brinda esta serie de pautas de las que él mismo se sirve en sus investigaciones:

  • “Escuchar a los gentiles. Es decir, prestar atención a lo que están diciendo las personas inteligentes, aunque no tengan tus costumbres o hablen tu lenguaje analítico.”
  • “Cuestionar la pregunta. Es decir, formular las preguntas adecuadas.”
  • “Atreverse a ser absurdo. Lo que a muchos economistas les resulta extraordinariamente difícil de aceptar es que todos nuestros modelos incluyen premisas absurdas. Si un nuevo conjunto de supuestos parece generar un valioso conjunto de ideas, entonces no importa que parezcan raros.”
  • “Simplificar y simplificar. Intentar expresar siempre las ideas mediante el modelo más sencillo posible. Dicha estrategia cumple una doble función: ayuda a mantener el control de las ideas propias y vuelve esas nociones más accesibles para todos.”

Ossola, I. (s/n). Contra Los Zombis: Economía, Política y la Lucha por un futuro mejor. Tramas:Revista de Política, Sociedad y Economía. 

0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *