El impacto del covid-19 sobre el mercado internacional de las pymes no se ha quedado atrás en relación a otras áreas; un 60% de las mismas ha perdido un tercio de su accionar internacional, asimismo encontramos una cifra similar en empresas de mayor y menor escala. Sumado a esto, hay un 20% conformado por pequeñas y medianas organizaciones que se han despedido de la mitad de su ejercicio internacional.

Los datos recabados fueron escogidos de un estudio realizado por Gedeth Network, en trabajo colaborativo junto a los investigadores de la Universidad de Sidney.

En lo que respecta a la expectativa, el estudio nos muestra que mayoritariamente predomina una actitud positiva, donde; el 65% de las pymes cree recuperar su grado de acción antes del año, aunque tres de cada diez prevén que será más de un año el tiempo de espera. También existen aquellos que toman una actitud pesimista y consideran que nunca se recuperará.

Lo que las pymes quieren

Con la intención de darle vuelta a la página, las empresas solicitan apoyos con el fin de lograr reconocer nuevos mercados e incursionar en busca de clientes potenciales. Una cantidad mayor a la media de las Pymes considera estas dos medidas las más adecuadas.

Según Juan Millán, socio director de Gedeth Network, mientras que la pandemia ha generado un impacto en similar medida a los negocios internacionales tanto a las pymes cómo a grandes empresas, “llama la atención que las pymes se muestran mucho más optimistas ante las nuevas oportunidades que surgirán de las propias amenazas que deja la pandemia”.

En lo que están de acuerdo pequeñas y grandes empresas es en que nos  encontramos frente a una alteración del modelo de negocios, mucho más digitalizado en el relacionamiento con clientes y consumidores.

Impacto global pero desigual

A nivel regional, Latinoamérica es la que más continúa padeciendo el efecto de la pandemia en la actividad internacional, en contraste a un 13% de las compañías estadounidenses que aseguran haber duplicado su nivel de facturación.

Refiriéndonos a Europa, la mayor parte apunta a una recuperación que no tarde más que un año, opuesto a las expectativas en Asia-Pacífico y África-Oriente Medio, donde la recuperación se visualiza a mucho menor ritmo.

Fuente: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/09/24/pyme/1600965819_735092.html