Esta última etapa, delineada por la pandemia de covid-19 nos ha dado muchas alteraciones impensables, lo que ha llevado al replanteamiento de muchos paradigmas y ha modificado el status quo. De este nuevo escenario han surgido tanto nuevos riesgos como oportunidades. Manejar la incertidumbre mediante reconocer y medir los riesgos ha demostrado ser un instrumento de gran utilidad.

La IAI en el documento Risk in focus 2021, hot topics for internal auditors  nos cuenta de los que consideran diez mayores riesgos desde su visión;

Los tres de mayor importancia los cuales afrontan las organizaciones hoy en día son la ciberseguridad y seguridad de datos, la alteración en la regulación y compliance y la digitalización, las nuevas tecnologías y la Inteligencia Artificial. Así como los dos años previos la ciberseguridad es líder en la lista de riesgos, con casi cuatro de cada cinco empresas refiriéndose al mismo como uno de los mayores riesgos con los que lidian.

A estos le continúan los riesgos financieros, de capital y liquidez, el capital humano y el manejo del talento como riesgo reiterativo, la incertidumbre macroeconómica y geopolítica, las cadenas de suministro, la subcontratación y el riesgo de terceros y los riesgos en relación con el gobierno corporativo.

Partiendo de este panorama únicamente hay un riesgo extra para el 2021: la respuesta a catástrofes y crisis, siendo considerado además como uno de los más importantes cinco riesgos.

Fuente: https://www.tendencias.kpmg.es/2020/10/vision-futuro-riesgos-2021-auditoria-interna/