Como sabemos, la responsabilidad y el compromiso de la industria alimentaria por la seguridad de los productos que comercializa abarca muchos y diferentes aspectos del proceso industrial.

La higiene de equipos e instalaciones es una de las principales prácticas para minimizar el riesgo de contaminación de los alimentos. Los  principios básicos del diseño higiénico   y los avances que se están produciendo al respecto aportan soluciones  para aumentar la eficacia de estos procesos. A esta tarea contribuyen las últimas  soluciones tecnológicas para la prevención y control de biofilms en instalaciones industriales.

 

Industria 4.0, para la conectividad de toda la cadena de valor

 

El potencial de la big data aplicado al campo ayuda a gestionar riesgos de forma anticipatoria. El desarrollo de las nuevas tecnologías está demostrando un gran potencial para  hacer frente a los retos de colaboración entre los diferentes agentes involucrados en la totalidad de la cadena alimentaria; desde de las primeras fases de la agricultura como el diseño de productos, pasando por la cosecha,  las fases posteriores de recolección, el procesamiento final, la cadena de suministro y el impacto de estos sistemas en el consumidor.

El control automático de la trazabilidad de los alimentos, las aplicaciones de inteligencia competitiva que nos permiten la vigilancia tecnológica de las redes sociales o la prevención de riesgos emergentes, son algunas de las posibilidades que se articulan a partir del “cloud computing”. 

 

Competitividad a través de la sostenibilidad.

Ser más competitivo al mismo tiempo que minimizamos el impacto medioambiental y caminamos hacia una producción más sostenible es objetivo prioritario para Unión Europea y la industria alimentaria. Una de las líneas de trabajo más destacable, es la apuesta por las biorefinerías y su capacidad para transformar residuos orgánicos en bioproductos de valor, así como las nuevas tecnologías enfocadas al uso eficiente de los recursos. 

 

Es claro cómo la tecnología está afectando a la industria y generando nuevas posibilidades, por lo cual es clave estar constantemente informado sobre este tema para no perder competitividad.

 

(fuente: ainia.es)

0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *